martes, 25 de agosto de 2009

El Corán y la Ciencia moderna

El Corán y los recientes descubrimientos cientificos

En el versículo 88 del capítulo 17 Dios se refiere a la naturaleza divina del Corán:
Di: "Si los hombres y los genios se unieran para producir un Corán como éste, no podrían conseguirlo, aunque se ayudaran mutuamente."
Dios envió el Corán a las personas hace 14 siglos. Algunas realidades que solamente podrían descubrirse con la tecnología del siglo XX, fueron comunicadas por el Corán hace 14 siglos. Esto nos muestra, sencillamente, que el Corán es uno de los elementos más importantes de las evidencias que nos permiten reconocer la existencia de Dios.

En el Corán hay muchos elementos que hacen patente que el Corán proviene de Dios y que el género humano nunca puede producir algo parecido. Una de esas evidencias es lo que dice el Corán respecto a lo que existe en nuestro universo.

Según el versículo 41:53 :
Les mostraremos Nuestros signos fuera y dentro de sí mismos, hasta que vean claramente que es la Verdad. ¿Es que no basta que tu Señor sea testigo de todo?
mucha de la información dada en el Corán encuentra su correlato en el mundo externo. Porque Dios ha creado todo en el universo y, por lo tanto, posee un conocimiento completo del mismo. También es Dios quien ha revelado el Corán. Por esta razón, gran parte de la información y análisis que allí se brindan, serán vistos y reconocidos por los creyentes con discernimiento, conscientes y juiciosos.

Sin embargo, no deberíamos olvidarnos que el Corán no es un "libro de ciencias". El propósito de la revelación se comunica así:
Esta es una Escritura que te hemos revelado para que, con permiso de su Señor, saques a los hombres de las tinieblas a la luz, a la vía del Poderoso, del Digno de Alabanza, (Corán 14:1)
…como dirección y amonestación para los dotados de intelecto. (Corán 40:54)
Dios envía el Corán a los creyentes como una guía. Les explica cómo ser servidores de Dios y buscar Su agrado.
Así y todo, el Corán también da información básica sobre ciertos temas, como el de la creación del universo, el nacimiento del ser humano, la estructura de la atmósfera y los equilibrios existentes en los cielos y en la tierra. Es importante que esas informaciones estén en armonía con los más recientes descubrimientos de la ciencia moderna, pues ello pasa a confirmar, nuevamente, que el Corán es "la palabra de Dios". Y ello es así, porque según el versículo :
¿No meditan en el Corán? Si hubiera sido de otro que de Dios, habrían encontrado en él numerosas contradicciones. (Corán 4:82)
Hay una perfecta armonía entre las expresiones del Corán y el mundo exterior.

El Profesor Keith L. Moore y los versos Coránicos y la embriología -

primera parte
El libro, " El desarrollo humano " escrito por el profesor Keith Moore se ha traducido a ocho idiomas. Este libro se considera un trabajo de referencia científico, y fue elegido por un comité especial en los Estados Unidos como el mejor libro en su campo escrito por una misma persona. Por tanto, hicimos contacto con el autor de este libro y le presentamos algunos versos Coránicos y proféticos que se relacionan con su campo de especialización en embriología. Así fue que, nuestra evidencia convenció al profesor Moore, y le hicimos la siguiente pregunta:
' usted mencionó en su libro que en la edad media no tenían ningún conocimiento o adelanto en la ciencia de la embriología, y que era muy escaso lo conocido en esa época.
Al mismo tiempo el Corán era revelado al profeta Muhammad (PBD) y él dirigía a su gente según lo que reveló Dios a él.
En el Corán encontramos una descripción muy detallada de la creación del hombre y de las diversas etapas del desarrollo humano. Usted es un científico de prestigio internacional, así que, ¿porqué no hacer honor a la justicia mencionando estas verdades en su libro?
Él contestó: ‘Ustedes tienen la evidencia y yo no, de manera que, muéstrenos a nosotros tales revelaciones’
Por tanto, le proveímos de las aleyas reveladas en el Corán y el profesor Moore demostró ser un gran erudito. En la tercera edición de su libro él hizo algunas adiciones. Se ha traducido este libro, como mencionamos previamente, en ocho idiomas incluyendo el ruso, chino, japonés, alemán, italiano, portugués y yugoslavo. Este libro goza de una distribución mundial y es leído por muchos de los primeros científicos del mundo.
El profesor Moore explica en su libro acerca del tema lo siguiente:
El desarrollo de la ciencia era lento durante el período medieval, y pocas referencias sobre investigación embriológica emprendidas durante esta edad ha llegado a nosotros, sin embargo, se cita en el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, que los seres humanos son creados físicamente a partir de una mezcla de secreciones de varón y hembra.
Encontramos varias referencias coincidentes en cuanto a que, la creación de un humano proviene de una gota de esperma, y también se implica que el organismo resultante se aloja en la mujer como un germen seis días después de su inducción. La blástula humana comienza a implantarse cerca de seis días después de la fertilización.
El Corán también señala que la gota del esperma se convierte y toma la apariencia de un coágulo de sangre congelado. La blástula implantada o un asemejando a un concepto espontáneamente abortado tomaría la apariencia de un coágulo de sangre. La referencia también se hace a una sanguijuela como aspecto del embrión. El embrión también se dice para asemejarlo en su descripción a - un pedazo masticado de la sustancia - como goma o madera. (A veces se asemeja algo a las marcas de los dientes en una sustancia masticada)
el embrión que se desarrolla por completo llega a ser considerado como un ser humano entre los 40 y 42 días y asemejarse en su evolución -siendo que no es más largo- a un embrión animal (El embrión humano comienza a adquirir características humanas en esta etapa) El Corán también indica que el embrión se transforma dentro de tres velos en oscuridad. Esto se refiere probablemente a:
a la pared materna abdominal anterior.
la pared uterina.
la membrana referida para la amniocentesis.
DIOS dice en el sagrado Corán:
" En los vientres de vuestras madres os ha creado creación tras creación, en tres teniebles " (Corán 39: 6).
El espacio disponible para estas importantes referencias no nos permite la discusión de varios otros aspectos interesantes del desarrollo prenatal humano que se explican en el Corán. Esto es lo que ha escrito el Dr. Moore en su libro, ¡alabado sea Dios! Dicho trabajo se está distribuyendo en la actualidad por todo el mundo. El conocimiento científico del profesor Moore le ha hecho ser una autoridad titular sobre la materia para poder mencionar esto en su libro. Él ha concluido que la clasificación moderna de las etapas embrionarias del desarrollo, que se adoptan a través del mundo, no son fáciles o comprensibles a primera instancia. No contribuyen a la comprensión de las etapas embrionarias del desarrollo porque esas etapas están sobre una base numérica, es decir, etapa 1, etapa 2, etapa 3, etcétera. Las divisiones que se han revelado en el Corán no dependen de un sistema numérico. Se basan en las formas o la dimensión de una variable distinta y fácilmente identificables por las que el embrión atraviesa durante su proceso de implantación y desarrollo.
El Corán identifica las etapas del desarrollo prenatal como sigue: Nutfah, que significa 'una gota' o 'cantidad pequeña de agua', '’alaqah’’ que significa (1) (Sanguijuela , (2) una cosa suspendida, (3) coágulo de sangre .) 'mudghah’’ que significa ( sustancia masticada, o trozo masticado).;'’idhaam’’ que significa los 'huesos' o los 'esqueletos'; casauna al idhaama lahman , que significa la ropa de los huesos con carne o músculo, ansha’anahu jalqan ajar , que implica los medios para ' la formación de un feto distinto'.
El profesor Moore ha reconocido que estas divisiones señaladas en los versos coránicos, están basadas realmente en las diversas fases del desarrollo prenatal. Él ha observado que estas elegantes divisiones proporcionan claridad a las descripciones científicas de manera comprensible y práctica.

El Profesor Keith L. Moore y los versos Coránicos y la embriología

2 parte

Fuente :/www.islamenlinea.com
En una conferencia que él sostuvo, declaró lo siguiente:
El embrión se desarrolla en la matriz de la madre o útero protegido por tres velos, o capas, (1) representa la pared abdominal anterior, (2) la pared uterina , y (3) la membrana para la amniocentesis.
Tomando en cuenta que, la implantación y evolución del embrión humano es un proceso complejo y, debido a que pasa por cambios continuos durante su desarrollo, se propone que un nuevo sistema de la clasificación se podría describir usando los términos mencionados por el Corán y la tradición profética.
El sistema propuesto es simple, comprensivo, y se conforma con el actual conocimiento embriológico.Los estudios intensivos del Corán y la tradición del Profeta (PBD) en los cuatro últimos años han desvelado un sistema de clasificar embriones humanos que es asombroso, puesto que fue registrado en el séptimo siglo E.C.
Por lo que se sabe de la historia de la embriología, era muy poco lo investigado y explicado sobre el desenvolvimiento y clasificación de embriones humanos hasta el vigésimo siglo de la era común. Por esta razón, las descripciones del embrión humano señaladas en el Corán, no pueden provenir de algún tipo de conocimiento científico del séptimo siglo de la era común. La única conclusión razonable es que estas descripciones fueron reveladas a Muhammad (PBD) de parte de Dios. Muhammad (PBD) no habría podido saber sobre tales detalles porque él era iletrado y un hombre con ningún conocimiento científico.

Le expresamos entonces al Dr. Moore:
Lo qué usted ha dicho es verdad, pero tomando en cuenta que esta verdad proviene de una evidencia mostrada en el Corán y en la lejana tradición profética las cuales usted ha corroborado con la ciencia de la embriología, ¿Porqué no hacer justicia y traer totalmente a la luz todos los versos coránicos y hadices -dichos- del Profeta (PBD) que se ocupan de su campo de la especialización?'.
El profesor Moore nos respondió que él ya había insertado las referencias apropiadas en los lugares apropiados en un libro científico especializado. Sin embargo, él nos invitaría a que hiciéramos algunas adiciones islámicas, citando todo, destacando los versos relevantes del Corán y hadices proféticos, así como varios de sus aspectos milagrosos para ser incorporados en los lugares apropiados del libro. Esto ya fue hecho, y por lo tanto, el profesor Moore escribió una introducción a estas adiciones islámicas y el resultado es éste que usted esta leyendo. En cada paginación que incluye hechos sobre la ciencia de la embriología, hemos citado los versos del Corán y hadices proféticos que prueban el inimitable conocimiento del Corán y de la tradición profética. Así mismo, es digno de mencionarse que, estamos atestiguando hoy día que el Islam, se inserta dentro del campo científico y argumentativo de mentes humanas justas e imparciales.

domingo, 16 de agosto de 2009

El islam y el derecho a la vida

Fuente : http://www.nurelislam.com/
El derecho a la vida es el más importante de los derechos humanos.
El Islam prohibió totalmente cualquier daño o agresión a la vida humana, es más, considera a quien mata a un hombre como asesino del género humano, porque cada individuo representa a la humanidad entera:
«Quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la humanidad... » (Corán, 5: 32)
« No matéis a nadie que Dios no haya prohibido, sino con justo motivo...» (Corán, 6: 15 l).
En el día de la peregrinación de despedida el Profeta Muhammad (la paz sea con él) dijo estas palabras:
«Vuestra sangre, vuestros bienes son prohibidos de agredir, como está prohibido de agredir en este día en este mes y en este país ... »
La legislación islámica prescribe las penas más duras para quien atenta contra la vida; también le amenaza con permanecer eternamente en el fuego infernal. El Islam considera los castigos por sus efectos disuasorios como una manera de sobrevivir y una seguridad para la estabilidad del orden público.
«En la ley del talión tenéis vida ... » (Corán, 2: 197).
Es consecuencia de esta protección de tan importante derecho, la protección de cualquier parte del cuerpo humano, como romper un diente o dañar un ojo o aplastar la nariz... para ello se aplica la ley del talión:
«Les hemos prescrito en ella (la Tora): "Vida por vida, ojo por ojo, nariz por nariz, oreja por oreja, diente por diente, y la ley del talión por las heridas". Y si uno renuncia a ello, le servirá de expiación. Quienes no juzguen según lo que Dios ha revelado, ésos son los impíos.» (Corán, 5: 45).
Nadie tiene el poder de matar a cualquier persona sin justificación legal. En la ley romana se concedía al padre el derecho de matar a sus hijos, cosa muy conocida en la era preislámica en Arabia. El Islam prohibió totalmente este acto y amenazó a quien lo haga con un severo castigo. Dijo el Altísimo:
«No matéis a vuestros hijos por miedo a empobreceros ... » (Corán, 17: 31).
También dijo:
«Cuando se pregunte a la niña enterrada viva. Qué crimen cometió para que la mataran.» (Corán, 81: 8-9).
El Islam eleva el derecho a la vida a un nivel tan importante que incluso prohíbe el suicidio y amenaza a quien lo cometa con un castigo infernal. Dice el Profeta, la paz sea con él:
«Quien se tira de una montaña para suicidarse, permanecerá así en el fuego infernal eternamente. Quien tome veneno para suicidarse, así lo tomará eternamente en el fuego infernal. Y quien se suicide con una varilla de hierro, así lo hará eternamente en el fuego infernal.»
La vida es la mayor gracia concedida por el Creador; es Él quien dispone de ella, y el hombre no tiene derecho a matarse; si así lo hiciera, su castigo es ser privado de la Clemencia Divina en la otra vida. Dice Dios en un hadiz qudsí:
«Se dio prisa mi siervo en terminar con su vida. Pues bien, yo le privaré de la Gloria del Paraíso.
El Islam considera crimen al suicidio y esto lo diferencia de todas las demás leyes y legislaciones.
También el Islam prohibió amputar cualquier parte del cuerpo y recomendó conservar bien la integridad física, no metiéndose en ningún peligro que pudiera dañar al hombre.
Tal como protege la vida material y moral del hombre durante su vida, también le protege después de muerto, y recomendó tratar a los restos mortales con honor y respeto. Dijo el Profeta, la paz sea con él:
«Si uno de vosotros amortaja el cadáver de su hermano, que lo haga de la mejor forma. »
Y dijo también:
«No insultéis a los muertos, pues ya reciben su merecido por sus obras.»

lunes, 10 de agosto de 2009

La tolerancia del islam con las otras religiones

2 de Agosto de 2009 - escrito por el administador del blog
El respeto y reconocimiento que muestra el islam hacia las otras religiones (judaísmo y cristianismo) es un ejemplo de tolerancia, que le concede el honor de ser la única religión de las tres religiones monoteísta que reconoce a las otras dos , además todos los mensajeros anteriores ( el ejemplo de Noé , Abraham , moisés , y Jesús ) son considerados pilares fundamentales en la construcción del edificio islámico .
Dijo el profeta Mohamed la paz sea con él:
Mi ejemplo y el de los Profetas anteriores a mi son como un hombre que ha construido una casa, la cual edificó y perfeccionó excepto por el espacio de un ladrillo; la gente la rodearía y la miraría con respeto por su perfección y diría: ‘¡Si no fuera por este espacio!’ El Profeta dijo: ‘Yo soy ese ladrillo, yo soy el último de los Profetas’. (Bujari, 3342)
Así se fundó el islam a base del respeto hacia los judíos y cristianos que gozaron del derecho a la libertad religiosa dentro del primer estado islámico creado en Medina en el siglo VII.
De los estatutos de Medina se destaca:
“A los judíos les incumbe su religión [modo de vida y creencias, son libres para sostenerlos], sus protegidos y su hacienda, y los musulmanes tendrán el suyo, excepto quien obre iniquidad [de ambos grupos] y delinca, el que por cierto solamente se perjudica a sí mismo y a su familia “
También el segundo califa, “Omar B. al – Jattab, al entrar en Jerusalén hizo un convenio de seguridad con los cristianos en el que consta que éstos, sus iglesias y sus cruces están seguros y que no se debe obligar a ninguno de ellos a dejar su religión. Prueba de ello es que las Iglesias cristianas en Tierra Santa se mantienen intactas. (Armando Bukele Kattán )
Esta línea islámica moderada concedió a los musulmanes un carácter tolerante que les permitió dar un gran ejemplo de civilización al recibir en sus tierras a los judíos después de ser masacrados y expulsados por los nacis el siglo pasado.
En el día de hoy, en los países musulmanes existe una sana convivencia entre todas las religiones gracias al mensaje pacifico del islam que protegió los derechos de las minorías desde más que 14 siglos.

sábado, 8 de agosto de 2009

El occidente reconoce la verdad del Islam

Fuente : NUR ISLAM
Profesor Keith Moore, uno de los científicos prominentes del mundo en anatomía y embriología. Universidad de Toronto, Canadá.
" Es un gran placer para mí ayudar a esclarecer las declaraciones recogidas en el Corán sobre el desarrollo humano. Para mí está claro que estas declaraciones deben haber venido a Muhammad de Allah, porque casi todo el conocimiento no fue descubierto hasta varios siglos después. Esto me demuestra que Muhammad debe haber sido un mensajero de Allah. "
Dr. T.V.N. Persaud es Profesor de Anatomía y Cabeza del Departamento de Anatomia, también es profesor de Pediatría y Salud Infantil, Universidad de Manitoba, Winnipeg, Manitoba, Canadá. Él es el autor de 25 libros, y ha publicado más de 181 documentos científicos. En 1991, recibió el premio más distinguido presentado en el campo de la anatomía en Canadá. “Me parece que Muhammad era un hombre muy ordinario. Él no podía leer ni escribir. De hecho era iletrado. Estamos hablando de hace 1400 años. Hay alguien que fuera iletrado y que haya hecho profundas declaraciones y afirmaciones de naturaleza científica y que sean increíblemente exactas. Personalmente no puedo comprender como esto puede ser una mera casualidad. Hay demasiadas exactitudes y, como el Dr. Keith Moore, no tengo ninguna dificultad en creer que lo que lo llevó a estas declaraciones fue una inspiración o revelación divina.”
Profesor Dorja Rao, "es difícil imaginar que este tipo de conocimiento haya existido en aquel tiempo, uno 1400 años atrás. Podría ser que ellos tuvieran una simple idea sobre alguna de estas cosas, pero describir estas cosas con gran detalle es muy difícil. Así que, esto definitivamente no es un conocimiento humano corriente."
G.B. Shaw, EL AUTÉNTICO ISLAM, Vol. 1, No 81936.
“Siempre he tenido un gran aprecio a la religión de Muhammad, por su asombrosa vitalidad. Es la única religión que a mi parecer posee esa capacidad de asimilar la fase cambiantes de la existencia, que puede por sí misma apelar a cada edad. He estudiado sobre él – el hombre asombroso que en mi opinión lejos de ser un anti-Cristo, debe ser llamado el Salvador de la Humanidad. Si un hombre como Muhammad asumiera el mando del mundo moderno, obtendría el éxito resolviendo sus problemas, otorgándo la paz y la felicidad que tanto se necesita. Yo he predicho que la fe de Muhammad sería aceptada en la Europa de mañana como está empezando a ser aceptada en la Europa de hoy.” –
“LOS DISCURSOS Y ESCRITURAS DE SAROJINI NAIDU, Madras, 1918, p. 167.
" El sentido de la justicia es uno de los ideales más maravillosos del Islam, porque cuando leo el Corán y encuentro esos principios dinámicos de la vida, en nada místico sino éticas prácticas para la conducta diaria de la vida, que se ajustan al mundo entero.” –Lectura sobre “Los Ideales del Islam;” .

El Profeta Mohamed es la persona más influyente en la historia

En 1978 Michael Hart , miembro de la Sociedad Astronómica Americana, estableció una lista de personajes históricos y los relacionó según su grado de influencia en el devenir de la humanidad en su libro "Las 100 Personas más Influyentes en la Historia” .
Michael Hart eligió al profeta del islam Mohamed ( la paz y las bendiciones de Dios con él ) como la persona más influyente en la historia y decía esto acerca de su elección:
"Mi elección de Muhammad para liderar la lista de las personas más influyentes en el mundo puede sorprender a algunos lectores y puede ser cuestionada por otros, pero él fue el único hombre completamente exitoso en la historia, tanto a nivel civil como religioso... La combinación sin precedentes de influencia civil y religiosa es lo que siento que da derecho a Muhammad de ser considerado la figura individual más influyente de toda la humanidad.

sábado, 1 de agosto de 2009

El Concepto de Paz

Fuente : www.islamenlinea.com
Para mejor apreciar en qué forma enfoca el Islam la cuestion de la paz, bastara con que analizemos unos cuantos hechos elementos sobre el Islam. La paz y el Islam derivan de la misma raiz y pueden considerarse sinonimos. Uno de los nombres de Dios es Paz. Las palabras finales de las plegarias diarias de todo musulman son palabras de Paz. El saludo de los musulmanes cuando vuelven a Dios es Paz.
Las salutaciones diarias entre los musulmanes son expresiones de Paz. El adjetivo "musulman" significa, en cierto sentido, pacifico. En el Islam, el Cielo es la morada de Paz.
Ello demuestra cuan fundamental y dominante es el tratamiento que se da a la paz en el Islam. El individuo que se aproxima a Dios a través del Islam no puede dejar de estar en paz con Dios, consigo mismo y con su projimo. Recogiendo todos estos valores, colocando al hombre en su debido lugar dentro del cosmos, y contemplando la vida desde la perspectiva Islamica, los hombres de buena fe y buenos principios no pueden dejar de hacer, del nuestro, un mundo mejor para recuperar la dignidad humana, alcanzar la igualdad, gozar de fraternidad universal y construir una paz duradera.

Los estatutos de Medina y los derechos de los judíos

Cuando llegó el profeta Mohamed la paz y las bendiciones de Dios sean con él a Medina para establecer la primera sociedad musulmana gobernada por la ley islámica firmó unos estatutos jurídicos para “Las Gentes del Libro”, los judíos de Medina que convivían con ellos.
La naturaleza jurídica de este documento es semejante a la de una constitución en su acepta­ción moderna, a pesar de los detractores que tiene esta tesis. Según Muhammad Hami­dul-lah, “Es la primera “Constitución de Medina” y en ella engloba, en una comunidad única, a árabes y judíos, a medinenses y a gentes de La Meca, a tribus, a clanes y familias, unidos conjuntamente.
Hay una gran novedad en su texto: el respeto a la religión de los grupos no-musulmanes, los judíos que vivían en Medina: “A los judíos y a los musulmanes su religión”
También se mantienen y respetan las costumbres. Siempre que se determina una norma a aplicar, se dice: “… de la misma forma que se hacía en el pasado” .
Se establece el deber de ayudarse musulmanes y no musulmanes, en caso de guerra. Cada ciudadano debe prestar su ayuda a los otros miembros de la comunidad. Se establecen las limosnas a los pobres. Se regula una asistencia social para el rescate de los prisioneros en caso de guerra.
Cada tribu disponía de autonomía en la administración, pero con una nueva ideología: la tribu ya no es una estructura fosilizada, sino una organización dinámica.
La Constitución declaraba la paz como algo preferente e indivisible, en cuestiones de defensa y seguridad. Se respetaba el derecho de todo el mundo, de alto o bajo nivel, y ante la promesa hecha por la persona mas humilde de la comunidad, quedaba comprometida la comunidad entera.
para más informacion , leer el articulo
" HISTORIA DE LAS RELACIONES ENTRE EL ISLAM Y OCCIDENTE "
Shamsuddín Elía

Literalmente, Islam

Fuente :www.webislam.com
Esta palabra, "Islâm", en árabe significa en principio "pacificación", y el muslim es el hombre de paz, el que pacifica (no el pacifico sino el pacificador), el que busca activamente que reine la paz. Otra cuestión muy distinta es saber de qué se trata cuando traducimos por "paz" el árabe "salâm".
"Salâm" es el hecho de estar entero, sano y salvo, como un estado dinámico que tiende a la plenitud. El muslim, la persona de salâm, es quien se esfuerza constantemente por que su ámbito sea un ámbito de salâm: desde el abismo insondable que anida en su corazón hasta los más remotos confines a los que alcance su actuación. "Islâm" es, por lo tanto, todo intento, mayor o menor, de crear un ámbito de salâm, de integridad. Un "simple" saludo de paz hace de uno un muslim.
Hay quien pretende que el Islam es sumisión y entrega y rendición. Precisemos. Taslîm es, efectivamente, entrega, es decir, reintegración. El musallin es el que reintegra algo a alguien, el que se lo da entero, sano y salvo. Y el mustallim es aquel a quien se le reintegra alguien, el que realiza el istilâm, la recepción de una entrega así entendida (el qabûl es la aceptación de lo ofrecido o entregado).
Por lo tanto, sí, hay un vínculo entre hacer que todo sea salîm (caracterizado por el salâm), o que algo lo sea (uno es en cualquier caso, un muslim, un hombre de salâm, que reconoce como tales a todos los hombres de salâm), por un lado, y por otro lado, entregarle a alguien algo salîm: el vínculo es la acción dentro del ámbito del salâm. De hecho, la mínima expresión del taslîm, de la entrega, es el saludo, el salâm que entregamos y con el que establecemos y alimentamos la relación que nos une a nuestros hermanos, hijos de Adam, con la mayor plenitud.
Se impone, pues, escuchar atentamente los hadices que definen y caracterizan al muslim: el que ofrece el salâm, el que establece el salâm de acción y de palabra entre sus hermanos humanos (y no humanos, ya que salâm es un aspecto de la totalidad abierta a sus sentidos y significados, el salâm es una posibilidad del ‘âlam)...
Busquemos el salâm dispuestos a recibirlo, dispuestos al istilâm.

Edicto del Profeta Mohamed ( la paz sea con él ) sobre los monjes

" He escrito este edicto bajo la forma de una orden para mi pueblo, y para todos aquellos que están dentro de la cris­tiandad, en el Este y en el Oeste, cerca o lejos, jóvenes y viejos, conocidos y desconocidos. Quien no respete el edicto y no siga mis órdenes, obra contra la voluntad de Dios y merece ser maldito, sea quien sea, Sultán o musulmán simplemente. Cuando un sacerdote o un ermitaño se retira a una montaña o a una gruta, o se establece en la llanura, el desierto, la ciudad, la aldea o la iglesia, estoy con él en persona, junto con mi ejército y mis súbditos, y lo defiendo contra todo enemigo. Me abstendré de hacerle ningún daño. Está prohibido arrojar a un obispo de su obispado, a un sacerdote de su iglesia, a un ermitaño de su ermita. No se ha de quitar ningún objeto de una iglesia para utilizarlo en la construcción de una mezquita o de casas de los musulmanes. Cuando una cristiana tiene relaciones con un musulmán, éste debe tratarla bien y permitirle orar en su iglesia, sin poner obstáculos entre ella y su religión. Si alguien hace lo contrario, será considerado como enemigo de Dios y Su Profeta. Los musulmanes de­ben acatar estas órdenes hasta el fin del mundo."

El Islam y la Tolerancia Religiosa

Conferencia pronunciada en diciembre de 1985, en la Universidad de Milán, Italia, por el sheij Ahmad Kuftaro, que fue Gran Mufti de Siria y presidente del Consejo Supremo de Fatwa.
En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso.

Queridos hermanos y hermanas, os saludo con el saludo del Islam, 'As-salam alaikum', (Que la Paz sea con Vosotros), que representa el sincero esfuerzo de los creyentes por extender el amor y la tolerancia entre la gente, sea cual sea su idioma, creencia o sociedad.

Malentendidos comunes acerca del Islam
Me gustaría empezar hablando sobre algunas ideas erróneas que han oscurecido el camino del entendimiento, de muchos cristianos y occidentales, sobre el Islam. Muchos creen que el Islam se extendió por medio de la espada y que el Islam es sinónimo de opresión, coerción y ausencia de los derechos y libertades básicas. Aún más, muchos países occidentales hacen valer como sinónimos del Islam la intolerancia y el extremismo e incluso muchos intelectuales de países no musulmanes, sus políticos y autoridades religiosas, han insistido en seguir aferrados a esta visión negativa y errónea.
Este estereotipo debe desaparecer y se debe mostrar a los occidentales de forma clara y sincera lo que es el Islam.
El Islam nos exige examinar cualquier asunto detenidamente antes de llegar a una conclusión. Dios dice en el Corán: "¡Vosotros que creéis! Si alguien, que no es digno de confianza, os llega con una noticia, aseguraos antes; no vaya a ser que, por ignorancia, causéis daño a alguien y tengáis luego que arrepentiros de lo que hicisteis" (Sagrado Corán 49:6).

El Islam y el Espíritu de la Tolerancia Religiosa
Así como el monoteísmo es la base del Islam, la tolerancia es una de sus características más importantes. El Islam significa, literalmente, sumisión a Dios y paz. La tolerancia religiosa ha sido siempre una ley necesaria para la vida, una ley que no se puede rechazar sin amenazar la existencia de la humanidad; permítanme ofrecerles, queridos hermanos y hermanas, sólo unos cuantos ejemplos del espíritu de tolerancia que reside en el corazón del Islam.

Primero: El Islam establece de forma clara, que toda la humanidad no es sino una gran familia y que su origen es uno ya que todos los seres humanos fueron creados de una sola alma. Dios dice en el Sagrado Corán: "¡Hombres! Temed a vuestro Señor que os creó a partir de un solo ser, creando de él a su pareja y generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres" (Sagrado Corán 4:1)

En la medida en que todo el mundo forma parte de la familia de Dios, el Islam insiste en que debe haber igualdad y respeto absoluto entre todos los seres humanos. La raza, el color, la etnia o los privilegios terrenales no pueden ser la medida de valor en el Islam, esta medida es sólo la rectitud. En el Sagrado Corán, Dios se dirige a la humanidad con estas palabras: "¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y una hembra y Os hemos hecho tribus y pueblos distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Dios es el que más Le teme. Dios es Conocedor y está perfectamente informado." (Sagrado Corán 49:13).

La variedad de seres humanos y la diversidad es vista en el Islam como parte de las bendiciones y la generosidad de Dios. Lo que debe hacer la gente, es ir más allá de la mera coexistencia buscando, de forma activa, el entendimiento mutuo y la cooperación. El Profeta Muhammad nos enseñó que toda la humanidad debe ser considerada como parte de la familia de Dios y que a quienes más ama Dios es a aquellos que son más beneficiosos para los miembros de Su familia.

Segundo: El Sagrado Corán insiste en este concepto de justicia que no está limitado por la raza, el color o la nacionalidad. Dios dice: "Dios os ordena devolver los depósitos a sus dueños y que cuando juzguéis entre los hombre lo hagáis con justicia. ¡Qué bueno es aquello a lo que Dios os exhorta! Es cierto que Dios es Quien oye y Quien ve" (Sagrado Corán 4: 58).
Dios va más allá cuando dice: "¡Vosotros que creéis! Sed firmes en favor de Dios, dando testimonio con equidad. Y que el odio que podáis sentir por unos, no os lleve al extremo de no ser sinceros. ¡Sed justos! Eso se acerca más a la temerosidad. Y temed a Dios, es cierto que Él conoce perfectamente lo que hacéis" (Sagrado Corán 5:8).

Tercero: El Islam es universal por naturaleza y abarca todos los mensajes divinos y religiones previas. Así, tal como Dios es Uno, también lo es el mensaje de fe esencial que Él envió a todos Sus profetas y mensajeros. El Sagrado Corán dice: "Os ha legislado dentro de la práctica de Adoración, lo que encomendó a Noé, lo que te hemos inspirado a ti y lo que encomendamos a Abraham, Moisés y Jesús: que establecierais firmemente la práctica de adoración y no os dividierais en ella." (Sagrado Corán 42:13).
En el Islam, la unicidad de Dios implica la unidad entre la verdadera creencia y la religión. El mensaje básico que se le confió a todos los profetas es intemporal y universal: llamar a la humanidad a la adoración de Dios únicamente. Dios dice claramente en el Corán que la gente de fe, aquellos que se someten a Dios y a Su verdad, verán claramente la unidad de los mensajeros de Dios, de sus respectivas revelaciones y las aceptarán todas: "El Mensajero (Muhammad) cree en lo que se ha hecho descender procedente de su Señor, y con él los creyentes. Todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus libros y en Sus Mensajeros, "No aceptamos a unos mensajeros y negamos a otros". Y dicen: "Oímos y obedecemos, (danos) Tu perdón Señor nuestro y hacia Ti es el regreso."(Sagrado Corán 2:285).
La tolerancia religiosa es una parte constituyente del Sagrado Corán mismo: en el corazón del Corán están todas las enseñanzas esenciales de la Torá de Moisés y del Evangelio de Jesús (incluidos algunos milagros suyos que no aparecen en los evangelios). Dios dice en el Sagrado Corán: "E hicimos que te descendiera el Libro con la verdad, como confirmación de lo que había en el Libro y para preservarlo;" (Sagrado Corán 5:48)
El Sagrado Corán contiene los consejos y la historias de las vidas de muchos profetas bíblicos, que Dios describe así: "Hay, en sus historias, consejos para la gente dotada de entendimiento… una confirmación (de las escrituras) que vinieron después, una exposición detallada de todas las cosas, una guía y una misericordia para los que creen" (Sagrado Corán 12:111).

Cuarto: El Islam afirma que existe un lazo especial entre los musulmanes, los judíos y los cristianos. Los judíos y los cristianos son mencionados como "la gente del Libro" en el Sagrado Corán, haciendo referencia a la gente de la Torá y los Evangelios. Los judíos los cristianos y los musulmanes son vistos como familiares, cuyas creencias están basadas en las escrituras reveladas y quienes comparten la tradición profética. En particular, el Sagrado Corán hace énfasis en la cercanía entre los seguidores del cristianismo y del Islam.: "Encontrarás que los que están más próximos en afecto a los que creen son los que dicen: 'Somos cristianos' ". (Sagrado Corán 5:82).
En el Sagrado Corán Dios ordena a los musulmanes (y de hecho a todos los creyentes sinceros) creer en Jesús, Moisés y todos los profetas bíblicos, que fueron enviados como misericordia para la humanidad: "Decid: 'Creemos en Dios, y en lo que se hizo descender a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y las Tribus, y lo que se le dio a Moisés y a Jesús y en lo que le fue dado a todos los profetas procedente de su Señor. No hacemos distinciones entre ellos y nos postramos ante Dios" (Sagrado Corán 2:136).
La tolerancia del Islam no se limita a la 'Gente del Libro', sino que se extiende a todos los creyentes sinceros y amantes de la verdad. Dios afirma en el Sagrado Corán: "Cierto que los que han creído, los que siguen el judaísmo, los cristianos y los sabeos, si creen en Dios y en el Último Día y actúan rectamente, tendrán su recompensa ante su Señor y no tendrán que temer ni se entristecerán". (Sagrado Corán 2:62).
Los creyentes sinceros de todas las religiones, de hecho, forman la comunidad de los justos, y Dios extiende Su gracia sobre ellos con justicia: "Es verdad que a los musulmanes y a las musulmanas, a los creyentes y a las creyentes, a los obedientes y a las obedientes, a los veraces y a las veraces, a los pacientes y a las pacientes, a los humildes y las humildes, a los que dan con sinceridad y a las que dan con sinceridad, a los que ayunan y a las que ayunan, a los que guardan sus partes íntimas y a las que las guardan, y a los que recuerdan mucho a Dios y a las que recuerdan; Dios les ha preparado el perdón y una enorme recompensa". (Sagrado Corán 33:35).

Quinto: El Islam afirma inequívocamente el derecho de cada individuo a la libertad de pensamiento y religión. Si alguien se toma el tiempo necesario para leer el Corán y estudiar la vida del Profeta Muhammad, la paz sea con él, y la de sus compañeros, descubrirá que ellos construyeron una sociedad basada en el amor, la misericordia, la justicia y la hermandad. También encontrará que su aceptación del Islam fue resultado del uso de su razón y convicción, y no de la violencia, la compulsión o la opresión. El Sagrado Corán ordena: "No hay compulsión en la religión, la verdad se mantiene claramente diferenciada del error. Quien rechaza el mal y cree en Dios se ha sujetado al asidero más seguro, que nunca falla" (Sagrado Corán 2:256).
El Islam insiste en que la gente, no sólo los musulmanes, debe disfrutar de la libertad de religión y adoración, considera los lugares de adoración son sagrados, sean éstos judíos, cristianos o musulmanes, y pide a los musulmanes que defiendan esta libertad de culto para todos. El Islam busca el establecimiento de una sociedad libre y universal en la cual todos puedan vivir disfrutando de la libertad religiosa a salvo y en igualdad. Dios dice: "Si Dios no se hubiera servido de unos hombres para combatir a otros, habrían sido destruidas ermitas, sinagogas, oratorios y mezquitas, donde se menciona en abundancia el nombre de Dios. Es cierto que Dios ayudará a quien Le ayude." (Sagrado Corán 22:40).

Sexto: Otro punto importante dentro de la tolerancia religiosa del Islam es la idea de que, donde existan diferencias de credo, sus seguidores deben relacionarse los unos con los otros sobre la base del respeto mutuo y la amabilidad. El Islam invita a los musulmanes a conducir este diálogo, y también las disputas, sobre asuntos religiosos, con un espíritu de amabilidad, sensibilidad y buenas intenciones y nunca con hostilidad o violencia. Dios dice en el Sagrado Corán: "Y no discutas con la gente del Libro sino de la mejor manera" (Sagrado Corán 29:46).
El reconocimiento de que Dios es el Señor de todo, el Único Juez y el Conocedor de todo, es la razón por la que los musulmanes llevan sus discusiones con amabilidad: "Llama al camino de Tu Señor por medio de la sabiduría, la buena exhortación y una bella prédica". (Sagrado Corán 16:125).
Incluso cuando se enfrentan a gentes que son hostiles a su fe y a ellos mismos, los musulmanes deben tomar el camino de la bondad, la paz y la unidad y responder con paciencia y amabilidad. Dios se dirige a los creyentes de la siguiente manera: "No son iguales la bondad y la maldad; responde con la mejor actitud y aquel con el que tenías enemistad se convertirá en un amigo ardiente" (Sagrado Corán 41:34)

La tolerancia del Islam en la práctica: algunos ejemplos históricos
Incluso una mirada superficial sobre la historia temprana del Islam nos descubrirá ejemplos remarcables de la tolerancia islámica. Voy a presentar aquí sólo unos pocos, como ejemplos útiles de armonía interreligiosa y para empezar a recorrer el largo camino de desmentir la creencia común de que el Islam es intolerante y de que está compuesto por un grupo de extremistas. Durante su vida como hombre de religión y jefe de estado, el Profeta Muhammad, la paz sea con él, mostró una gran sensibilidad y respeto en su trato con la 'gente del Libro', es decir, con los cristianos y los judíos. Siguiendo el espíritu de la revelación, del Sagrado Corán que le había sido confiado, el Profeta Muhammad prohibió dañar a los no musulmanes y pidió a los musulmanes que los tratasen bien. Dijo una vez: "quien dañe a un cristiano o a un judío será mi enemigo en el Día del Juicio".
Lo primero que hizo el Profeta Muhammad, la paz sea con él, después de entrar en Medina, a la que había sido invitado como su líder, fue cerrar un pacto entre los musulmanes y las 'gentes del Libro' de esa ciudad. En este tratado se acordó que los musulmanes garantizarían la libertad de creencia y los mismos derechos y deberes que a los musulmanes. Cuando una delegación de cristianos de Abisinia llegó a Medina, el Profeta, la paz sea con él, los llevó a la mezquita y se hizo cargo personalmente de ellos. Luego de servirles la comida les dijo que habían sido tan amables y generosos con sus compañeros, que habían emigrado con anterioridad a Abisinia, que no podía hacer menos que honrarles él mismo.
Cuando llegó a Medina la delegación cristiana de Najran, en el suroeste de Arabia, el Profeta los recibió en la mezquita y los invitó a hacer sus oraciones en la mezquita. Los musulmanes, junto al Profeta, rezaron en una parte de la mezquita y los cristianos en la otra; durante su visita, el Profeta discutió muchas ideas con ellos, de forma educada y amable.
Los sucesores del Profeta continuaron aplicando esta política Coránica de tolerancia religiosa. Cuando Umar ibn Al-Jatab, el segundo califa, liberó a Jerusalén de la ocupación Romano-bizantina, aceptó las condiciones que le pedían los habitantes cristianos; incluso, durante su estadía en esa ciudad, una vez, en la que Umar estaba dentro de la iglesia más importante de Jerusalén, llegó el tiempo de la oración de la tarde, los cristianos le ofrecieron hacer las oraciones en la iglesia, pero él los rechazó, por miedo a que los musulmanes de generaciones futuras confiscaran la iglesia para hacerla una mezquita.

Cuando una mujer copta, una secta cristiana de Egipto, vino a Umar quejándose de que el gobernador musulmán Amr ibn al-As había tomado su casa para añadir su terreno a una mezquita que se estaba construyendo al lado, Umar le preguntó al gobernador sobre el tema y Amr le dijo que el número de musulmanes había crecido tanto que necesitaban ampliar la mezquita. Amr le explicó que le había ofrecido a la mujer una gran cantidad de dinero, pero que lo había rechazado y que había dejado el dinero en un fondo, para que ella lo tomase cuando quisiese. Y aunque muchas leyes modernas permiten este tipo de procedimiento, Umar no lo aceptó por ir en contra de los principios islámicos y ordenó a los musulmanes que detuviesen la expansión y reconstruyesen la casa de la mujer cristiana tal como era antes.

La Jizya, el impuesto que los no musulmanes debían pagar en los territorios musulmanes a cambio de protección militar y de otros beneficios que les ofrecía el estado, ha sido otro tema que ha causado malentendidos. Cuando los musulmanes se dieron cuenta que habían sido vencidos en la ciudad de Homs y de que no podían garantizar por más tiempo la protección a los cristianos, les devolvieron la Jizya. Los musulmanes, de hecho, pagan un impuesto llamado Zakat que es muchas veces más grande que la Jizya.

Un día Umar ibn al-Jatab vio a un hombre pidiendo limosna en la calle y preguntó quién era ese hombre y le dijeron que era un judío. Umar lo tomó de su mano y lo llevó a su casa, le alimentó y le dio dinero y lo mandó al Tesoro de los musulmanes, diciendo, "dadle a este hombre del dinero de los musulmanes. ¿Acaso está permitido tomar su dinero (Jizya) cuando era joven y negárselo cuando es mayor? Eso no es posible en el Islam.

El hijo del gobernador de Egipto corrió una carrera de caballos con un cristiano copto y el cristiano ganó. Enfadado, el hijo del gobernador le golpeó con su látigo. El hombre trajo su caso a Umar en el periodo del Hajj (el peregrinaje anual de los musulmanes) y, en frente de todos los musulmanes, Umar ibn al-Jatab le dio el látigo al copto, diciéndole, "golpea al hombre que te golpeó". Entonces Umar se dirigió a Amr, el conquistador de Egipto diciéndole "¿Cómo se puede hacer esclavo a alguien que ha nacido libre?".

Los cargos en los estados islámicos se le daban a los mejor calificados, independientemente de sus creencias u orígenes. Por ejemplo, ibn Athal, el médico cristiano, fue el doctor privado de Muawiya, el fundador del estado Omeya. Otro califa Omeya, Abdul Malik ibn Marwan, puso a dos cristianos, Atanasio e Isaac, en las posiciones más altas de Egipto. Adud al-Dawla, el califa Abbasí, hizo a Nasr ibn Harun, un cristiano, su primer ministro y le dio autoridad sobre Irak y el sur de Persia.

El Islam garantiza a los no musulmanes sus derechos, junto a los de los musulmanes, entre ellos el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad. El Profeta Muhammad, la paz sea con él, dijo: "Quien maltrata a un no musulmán o le impone cargas superiores a las que puede soportar, me encontrará como su enemigo". El Islam permite a los no musulmanes a vivir en tierras musulmanas con respeto y honor, lejos de imponer segregación, les permite participar completamente en la sociedad islámica y participar en las actividades de los musulmanes, de acuerdo a lo que establece Dios en el Corán: "Hoy se os hacen lícitas las cosas buenas. Y es lícito para vosotros el alimento de los que recibieron el Libro, así como el vuestro lo es para ellos. Y (son lícitas para vosotros) las mujeres libres y honestas que sean creyentes, así como las mujeres libres y honestas de los que recibieron el Libro antes que vosotros." (Sagrado Corán 5:5).

Esperanzas en el Futuro

Los días en los que la humanidad podía simplemente aceptar la ignorancia y la imitación ciega se fueron para siempre. Es el tiempo del conocimiento, la luz y la verdad. Un tiempo en el que la humanidad sólo acepta las cosas de acuerdo con la razón, la lógica y la evidencia científica. La humanidad ha llegado a un alto nivel de progreso científico y lujos materiales, lejos de lo imaginable por las gentes de tiempos pasados. Sin embargo, la humanidad está amenazada por la destrucción desde dos perspectivas: la espiritual y la física. En último término, los problemas de la civilización moderna se deben a su indiferencia frente a Dios y frente a la guía espiritual que él ofrece a todos. Dios ha enviado a Sus mensajeros y profetas a través de los tiempos como un regalo de Su parte, para guiar a la humanidad a la felicidad y al éxito. En el Corán, Dios dice al Profeta Muhammad: Y no te hemos mandado sino como misericordia para toda la humanidad". (Sagrado Corán 21:107).

Los mensajes de Dios, a través de los siglos, han aconsejado a la gente vivir como una familia, en amor y tolerancia. Esta es la única forma de vida a través de la cual la humanidad puede asegurarse y disfrutar de las gracias de Dios y al mismo tiempo de los frutos del progreso moderno. Si la humanidad hubiese llevado a su corazón la esencia de las revelaciones divinas, no habría sufrido el infierno de las dos últimas Guerras Mundiales y no estaría al borde del desastre nuclear o de la destrucción del medio ambiente.

Los hombres y las mujeres de fe deben despertar, abrir sus ojos, y empezar a mirarse los unos a los otros a través de lentes que acerquen las cosas y no a través de unos que las alejen. La paz verdadera sólo se puede conseguir si estamos unidos bajo el estandarte de Dios y Sus mensajeros, y nos unimos en hermandad y cooperación, para construir una fe racional para la gente del presente y de las generaciones futuras. Si pudiéramos encontrar el coraje suficiente para hacerlo, los seres humanos podrían vivir un paraíso terrenal mientras esperan por el paraíso eterno.

Es el momento para que nuestras naciones cooperen con amor y generosidad y se unan en la adoración del Único Creador del universo, el Más Compasivo, el Más Misericordioso. Al hacerlo, reviviremos y realizaremos las enseñanzas de los profetas, de una forma consistente con las realidades de la civilización moderna, cooperando en las cosas en las que estamos de acuerdo y debatiendo de manera fraternal en las que diferimos.

Que Dios nos guíe hacia el bien, para buscar la verdad sin prejuicios ni ambiciones terrenales, con el espíritu del amor, la tolerancia y la hermandad. Todas las alabanzas y gracias son para Dios, el Señor del universo.

Que la Paz sea con todos Vosotros.